¿Cómo funcionan los cursos de formación bonificada?

Alquiler vivienda vacacional
¿Cómo declarar el alquiler de vivienda vacacional o uso turístico?
11 Junio, 2019
Tarjetas revolving
Tarjetas Revolving. Reclamación de intereses
8 Noviembre, 2019
Formación bonificada: “sólo hay algo más caro que formar a las personas y que se marchen, y es no formarlas y que se queden”. Henry Ford

Algunos datos acerca de la formación bonificada

Antes de empezar a explicarte las principales ventajas de la formación bonificada, tenemos que adelantarte un dato curioso y real: resulta que en España las empresas más pequeñas tienen los trabajadores más formados. Y es que el tamaño de las empresas influye directamente en el uso de la formación bonificada.

Los datos ofrecidos por CCC y la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (FUNDAE) así lo demuestran: de las 360.052 empresas que se beneficiaron de esta formación bonificada, 247.960 son microempresas. Éstas, además, son también las que más crédito disponible utilizaron, con el 75,1% del total. Por su parte, fueron 86.659 las pequeñas empresas que sus trabajadores se formaron mediante estas ayudas el pasado ejercicio. Estas pequeñitas gastaron el 57,1% del crédito total disponible. Por otro lado, las medianas empresas gastaron el 60,4% de los 113,38 millones de los que disponían para formación bonificada y fueron 21.117 las compañías de estas características las que formaron a sus empleados en 2018. Sin embargo, solo 4.191 grandes empresas utilizaron los créditos de formación bonificada.

A pesar de que se sigue sin utilizar todo el crédito disponible, 2.800.103  trabajadores se formaron a través de los créditos bonificados el pasado año. Cifra un 6,5% superior a los datos obtenidos en 2017. Lo que supone que han sido 173.153 empleados más formados en 2018.

 

Entonces, ¿qué es lo que ocurre?

Simplemente que la mayoría de las pymes desconocen el derecho a la formación bonificada de sus trabajadores. La formación bonificada es un tipo de crédito que se concede a las empresas con el fin de que inviertan en formación para sus empleados. De esta manera, se mejora su rendimiento y son más competitivas. Se trata de un beneficio que está a disposición de cualquier empresa, sea cual sea su sector o tamaño.

 

Ventajas de la formación bonificada

Contar con empleados formados es una gran ventaja competitiva. Pero si además, es formación bonificada, resulta todavía más interesante. Además, la formación bonificada permite también que los trabajadores adquieran una titulación oficial y existen diferentes modalidades de formación para ponérselo fácil a los trabajadores: formación presencial, teleformación y formación mixta, de manera que se adaptan a la situación y posibilidades de cada uno.

Otro punto a destacar es el gran número y la gran variedad de cursos que existen abarcando múltiples sectores, profesiones y funciones.

Eso sí, el crédito del que dispone cada empresa depende del porcentaje de ingresos que la empresa destine a formación profesional.

 


 

Si tienes alguna duda o simplemente quieres más información de los cursos bonificados y cómo aplicar en tu empresa dicha bonificación, nuestro equipo de abogados y asesores te ayudará.

Contacta con nosotros para más información